Un lugar para la Industria Veterinaria.

NOTICIAS

Las hormigas crean su propio antibiótico para protegerse

Publicado el: 22 de Abril de 2019

Además lo crean con el fin de protegerse a sí mismas, pero también a sus colonias.

Si creías que los seres los seres humanos éramos los únicos que teníamos la capacidad de producir nuestros medicamentos para protegernos de virus y mantener bien a la población, te equivocas: las hormigas también lo hacen, ¿sorprendido?

Resulta que algunas especies de estos insectos producen antimicrobianos, que son compuestos químicos que matan patógenos. Los científicos no saben qué tan común sea esta práctica entre otros insectos.

¿Cómo fue el descubrimiento?



En un estudio, publicado en la revista Royal Society Open Science, describió que científicos observaron a distintas especies y se dieron cuenta que no todas producen antimicronianos.

Del total que tuvieron bajo vigilancia, sólo el 60% usaron estos agentes para aumentar la inmunidad de su colonia.

¿De dónde obtienen los antimicronianos?



De acuerdo con las observaciones de los investigadores, el antibiótico puede obtenerse a partir de bacterias antimicrobianas, por ejemplo:

  • Las hormigas cortadoras de hojas cultivan bacterias en sus cuerpos que las protegen contra la infección por parásitos.
  • Otras especies producen los antimicronianos de diferentes glándulas internas o cosechan los ingredientes de los materiales en sus hábitats.


Sin embargo, un aspecto más que impresionó a los científicos fue el hecho de que las hormigas se cuidaban mutuamente: el compuesto lo compartían con el resto de su colonia.

Algo más que causó sorpresa fue que no necesariamente las hormigas más grandes eran quienes producirían los antimicronianos, pues el más potente fue hecho por una de las más pequeñas que estuvo en observación.

A pesar de estos hallazgos, los autores aún no logran encontrar el patrón que les dirá que especie de estos insectos son los que producen el antibiótico. Así que siguen investigando, pues creen que es una puerta que se abre para ahondar en nuevos métodos que podrían funcionar para proteger a los humanos de patógenos.

FUENTE: Muy interesante